What a fail

I’m pretty sure that you can’t reach your goals by looking at the mirror. That’s it. That is what it feels like I’ve been doing this past few months. Just looking at mirrors and slipping away from my dreams. I feel like a fraud. I feel like I’m failing some kind of universal test. I’m just not worth it.

But strange enough, the universe is talking to me. Constantly. Through songs and random events in my life. Always pushing me towards the same thing. Finish.the.damn.novel. Not start a new one. Not give up, it’s not worth it.  Just finish it.If only I knew how. I feel so lost. I feel drained. So Please, if anyone has any tips on how to become productive, please, let me know. I’m in need of some advice and maybe in need of someone to talk to. About everything, but mostly about the day-to-day writer life. How to overcome this difficulties and push through.

Meanwhile, I’ll just make up some kind of schedule and try to follow through. Thank you, whoever you are, for reading this, although I’m not sure anyone is.

Goodnight.

Ramblings

Esta ha sido una semana dura. Llevo días incubando un gran catarro, que parece acentuarse cada vez que tengo que ir a trabajar, me pregunto por que será. Pero lo que ha puesto la guinda al pastel es la situación que hay en casa y que parece ir peor cada mes. Entiendo el punto de vista de cada persona con la que vivo, pero llega un momento que no puedo seguir haciendo como si nada pasase. El más mínimo cambio en la rutina nos lleva a un disgusto y hay veces que no hay quién lo aguante. Creo que todos, cada uno por su parte, piensa que lleva a los hombros una carga que no puede compartir con los demás. Viéndolo desde fuera, vivimos en una casa de mártires.

Continue reading

Twelve years later

Tengo esta idea que no me deja de dar vueltas por la cabeza. A veces me despierto por la noche y es en lo único que puedo pensar. Es un poco extraño, como a veces una persona de la cual no te has acordado en mucho tiempo, no deja de rodarte por la cabeza. Una vez al año, cuando el otoño se adivina a la vuelta de la esquina, el tiempo empieza a refrescar y no queda más remedio que cerrar las ventanas en la noche, siempre me acuerdo de él.

Continue reading

Mente hiperactiva

Aqui me encuentro, en lo que parece el final de una era. Y sigo trabajando a contrarreloj tratando de llegar a la meta antes de que todo acabe y sea la única que queda en la carrera. Es un sentimiento extraño, pero después de diez años, parece que estoy llegando al punto de abrir los ojos y ver todo lo que hay enfrente mío. Y no por que quiera, que es lo más extraño, sino por que la propia vida me está llevando a ello. Sigue pasando, cada vez mas a menudo, veo esos pequeños fragmentos de lo que debería ser mi vida y lo que me lleva hacía ella. Continue reading